Yo Soy Verde

Recursos de educación ambiental

EL PAISAJE

Reciclaje en el suelo, construye tu propio embudo de Tullgren

Hay multitud de organismos que habitan en el suelo y se alimentan de la materia orgánica que cae debido a los tejidos animales o de las plantas. Hacen una labor importante debido a que desintegran la materia orgánica muerta evitando que ésta se acumule y haciéndola estar disponible para las plantas. Además, remueven la tierra permitiendo que ésta se oxigene y mezcla las partículas, aumentando la fertilidad de la tierra. Los principales organismos que “reciclan” el suelo son las lombrices, los insectos y los hongos. La mayoría de los insectos no se pueden ver a simple vista ya que están camuflados entre la hojarasca y la tierra pero podemos verlos si los recolectamos con un embudo de Tullgren, que se utiliza para el recuento de insectos en el suelo.

embudo tullgren

¿Y cómo podemos explicar esto para que los niños lo entiendan?

Podemos preguntarles qué creen que pasa con las hojas de los árboles cuando caen y coger una muestra de suelo en la que haya hojarasca y mirar a ver si encuentran algún insecto. Es probable que vean pocos, pero tras hacer el experimento verán muchos más, lo que permite explicarles que gracias a estos insectos las hojas del suelo desaparecen y no se acumulan, y por ello, el suelo del campo no está lleno de hojas de los árboles que caen.

Construye tu propio embudo de Tullgren:

Material necesario: Botellas vacías de plástico flexible, cuchillo, lámpara, cribas o mallas de diferente tamaño.

Pasos:

  1. Dividir la botella en 3 tercios y cortar el último de forma que, quede en la parte superior 2 tercios. Con el objetivo de preparar un embudo largo y un recipiente pequeño.
  2. Quite el tapón de la botella y vuélquelo de forma que quede la boquilla dentro del recipiente que hemos cortado.
  3. Corte un pedazo de malla de alambre del mismo diámetro de la abertura del embudo, y empújelo hacia el fondo de manera que quede encajado.
  4. Llene el embudo con su muestra de tierra y luego encienda una lámpara sobre el embudo.

Dale uso:

Hay que tener cuidado con la posición de la lámpara ya que si los insectos están demasiado cerca, pueden morir antes de llegar al fondo. Una buena idea es poner un papel húmedo en el colector para mantener los bichitos vivos. Puede plegar la malla varias veces de forma que el filtro sea cada vez más pequeño lo que permitirá sólo el paso de los organismos más pequeños. Podéis comparar los distintos organismos que hay en diferentes muestras de suelo y ver cuál tiene más insectos. Coincidirá que los suelos más fértiles son los que más organismos tendrán.

Anterior: Suelo, construye un separador de suelo

Siguiente: Compactación del suelo

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies